Visitar Navarra en otoño: 4 rutas entre hayedos

Otoño en la selva de Irati, Navarra

Si lo que buscas es un lugar tranquilo, con aire puro, en el que el color te rodee y el crujido de las hojas bajo tus pies sea tu banda sonora, acertarás al visitar Navarra en otoño.

Navarra es una tierra pródiga en hayedos, de hecho es la comunidad autónoma de España con mayor superficie forestal de hayas. Sin duda habrás oído hablar de la Selva de Irati, pero debes saber que hay muchos otros hayedos que puedes visitar en otoño y algunos son menos concurridos. Para que tengas varios bosques entre los que elegir te voy a proponer cuatro rutas. Sí, tranquilo, no faltará entre ellas la de la selva de Irati. Algunos de estas rutas son más convenientes para el principio del otoño, ya que su clima es más frío y la otoñada se presenta antes, otras son más adecuadas para finales de la estación. En cualquier caso, no se puede fijar un día concreto del calendario en el que la otoñada está en su máximo esplendor, depende de si ha habido sequía en verano, de las lluvias del otoño y de las temperaturas mínimas. Por lo general la temporada más colorida es la que va de la segunda mitad de octubre a la primera semana de noviembre.

Todos estos recorridos los puedes hacer desde Pamplona, se tarda aproximadamente una hora o poco más en llegar, o te puedes alojar en alguna de las casas rurales que hay en Navarra, que ofrecen todas las comodidades a buen precio. Una buena opción para encontrar alojamientos rurales en Navarra es casasrurales.net.

 

Ruta 1. Valle de Roncal-Belagua

La primera ruta está en el valle de Roncal, en el llano de Belagua, y el sendero propuesto es el de Dronda – Mata de Haya. Son 10 kilómetros de recorrido. El sendero parte del parking de Mata de Haya y se puede acortar sin problemas si no eres de andar tanto. Además, si el día está bueno en la montaña puedes subir a Belagua y contemplar desde la altura la panorámica del valle, merece la pena. Si quieres andar más te hago otra propuesta, el Camino de Zemeto, sendero circular de 4,5km que se inicia desde el refugio de Belagua.

Si eliges esta ruta, que es de los primeros lugares donde llega el otoño, puedes visitar además el valle de Roncal y ver alguno de sus preciosos pueblos. Una buena combinación si quieres hacer turismo y algo de senderismo.

Esta ruta la puedes hacer con nosotros en la excursión Pirineos de Navarra: Roncal, Belagua y Ochagavía

Otoño en Navarra, hayedos dorados
Otoño en Navarra, hayedos dorados

 

Ruta 2. Selva de Irati

Para ir a la Selva de Irati desde Pamplona las dos entradas más cómodas son las de Orbaizeta y Ochagavia, el primer pueblo en el valle de Aezkoa, el segundo en el de Salazar. También es posible entrar por Francia, ya que una quinta parte del bosque de Irati se encuentra en territorio francés. Si quieres hacer una caminata larga es bueno madrugar, ya que el trayecto hasta llegar a Irati es de 1,5h como poco. Y si vas en alguno de los dos puentes (12 de octubre o 1 de noviembre), igualmente te recomiendo que madrugues. Los espacios para aparcar son limitados y si llegas tarde puede que no encuentres sitio.

Dentro de Irati, accedas por un pueblo u otro, tienes un montón de posibles recorridos. Al llegar pagas por aparcar el coche y junto con el ticket te darán un mapa de Irati con los senderos señalizados. Si tienes dudas, los guardas del parque te aclararán todas las cuestiones. Recorridos muy fáciles son el de la Cascada del Cubo, entrando por Ochagavia, y el de la vuelta al embalse de Irabia, entrando por Orbaizeta.

Esta ruta la puedes hacer con nosotros en la excursión a la Selva de Irati, Ochagavía y las foces de Arbaiun y Lumbier

Visitas a la Selva de Irati en otoño, un contraste de color
Visitas a la Selva de Irati en otoño, un contraste de color

 

Ruta 3. Sierra de Urbasa – Nacedero del Urederra

La Sierra de Urbasa es una gran desconocida para mucha gente, por eso mismo si la visitas te llevarás una grata sorpresa. Lo que primero que te llamará la atención es el brusco contraste que hay entre la pronunciada subida, tanto si vas por Olazagutia como por Estella, y el llano de la sierra. Y es que en muchos sitios cuando describen a la Sierra de Urbasa dicen que es como una muela, los extremos verticales y el centro bastante llano.

Al poco de subir el puerto de Olazagutia, junto al centro de información del parque, comienza un sendero que se llama el itinerario de los Montañeros. Son unos 8 km ida y vuelta que, pasando por lo que se llama el hayedo encantado (grandes rocas calizas con formas curiosas por la acción de agua), te lleva a un mirador desde el que se ve Alsasua y el valle del Araquil. Si no eres de andar tanto te propongo que recorras el sendero adaptado de Morterutxo. El comienzo es el mismo que el itinerario de los montañeros y aunque el camino es bastante corto, 1km, sí que podrás ver algunas rocas curiosas.

Otra visita que tienes que hacer estando en la sierra de Urbasa es el Balcón de Pilatos, un mirador con una caída de unos 300 metros al lugar donde aflora el Nacedero del Urederra. Las vistas son impresionantes.

El recorrido por el sendero del Morterutxo y el balcón de Pilatos lo puedes hacer en la excursión a la Sierra de Urbasa, Estella, Puente la Reina y cerco de Artajona

 

El Nacedero del Urederra es un lugar mucho más popular, ya que destaca por sus pozas de aguas turquesas. El acceso está limitado a 450 personas por día, por lo que es conveniente que reserves tu pase por internet. El sendero es de unos 6km, que aunque parece corto se alarga porque te vas a parar un montón de veces para observar las cascadas y las pozas (por normativa no está permitido nadar; es un consuelo pensar que el agua está demasiado fría como para disfrutar de un baño y que todo se llenaría de gente y ya nadie disfrutaría de un entorno tan precioso). Sólo la parte final del recorrido es dura si no estás habituado a caminar.

Esta ruta la puedes hacer con nosotros en la excursión al Nacedero del Urederra

Visita al Nacedero del Urederra
Aguas turquesas en el Nacedero del Urederra

 

Ruta 4. Señorío de Bertiz

Cuando ya el otoño ha avanzado, cuando ya los árboles en otros bosques han perdido sus hojas, el Señorío de Bertiz, justo al lado del valle de Baztan, es una mancha de color. El clima más cálido por su cercanía al mar hace que la caída de las hojas sea más tardía y por eso se puede disfrutar en todo noviembre de este bosque que no hace tanto tiempo era propiedad privada y lugar de disfrute del matrimonio Ciga Fernández. Además, tiene la particularidad de que además de hayas hay roble americano, que adopta tonos rojizos en el otoño, por lo que el color es más variado que en los hayedos.

Como en los casos anteriores, en el Señorío de Bertiz hay senderos señalizados de varios kilómetros, pero también es posible caminar por una pista bastante llana y tener una buena impresión del bosque. En la caseta de información del parque que está junto al parking te explicarán las distintas opciones.

Y luego, como no, te recomendaría visitar algunos de los pueblos del valle de Baztan, como por ejemplo Elizondo y Amaiur.

Esta ruta la puedes hacer con nosotros en la excursión al Valle de Baztan, Zugarramurdi y riberas del Bidasoa

Merendero y centro de acogida del Señorio de Bertiz
Merendero y centro de acogida del Señorio de Bertiz

 

En este artículo podría haber incluido muchos hayedos más de Navarra (boque del Quinto Real, embalses de Leurtza, Sierra de Aralar, etc.) pero no lo he hecho por ser lugares donde en otoño se caza, especialmente la paloma, y los paseos por el monte van acompañados de los tiros de las escopetas. Algo muy tradicional y de la tierra, pero no muy relajante para el que busca la paz y el silencio de la naturaleza.

Comentarios

Deja un comentario