Visitar Navarra en 3 días: una escapada de primavera

Que ver en Navarra

Una escapada de tres días con rutas que recorren Navarra de norte a sur.

Si te propones hacer una escapada por Navarra esta primavera y no sabes muy bien que lugares visitar, además de Pamplona, te propongo tres rutas muy diferentes entre sí. En Navarra hay zonas geográficas muy variadas y como la primavera es una estación con días inestables, conviene jugar con todas las posibilidades que ofrece el entorno para que la lluvia, si aparece, no te haga una faena.

 

Ruta 1: Por la Ribera de Navarra

En el sur de Navarra, la Ribera es una tierra soleada, bien conocida por la calidad y variedad de sus verduras (cardo, alcachofas, espárragos, pimientos, etc. Ummm, se me hace la boca agua), pero quizás resulta más desconocido su rico patrimonio arquitectónico.

Junto al sorprendente paisaje semidesértico de las Bardenas Reales de Navarra y su símbolo, el cabezo de Castildetierra, te recomiendo visitar uno de los dos magníficos monasterios cistercienses que hay en la Ribera, el de Fitero o el de la Oliva (en Carcastillo), de donde te puedes llevar un buen vino de su bodega. Y, por supuesto, tienes que parar en Tudela, la capital de la Ribera, donde podrás comer estupendamente y deleitarte con su catedral y la singular Puerta del Juicio, mezcla de románico y gótico, que representa magistralmente cómo los buenos van al paraíso y los pecadores sufren las peores de las suertes en el infierno.

 

Ruta 2: Por la zona media de Navarra

La zona media de Navarra es un amplio territorio que comprende la franja central de la comunidad. Es un territorio lleno de historia y de contrastes en el paisaje. Da para varios días de excursión puesto que hay castillos, monasterios, pueblos fortificados, yacimientos arqueológicos, pueblos y ciudades por las que pasa el Camino de Santiago, bodegas, vías verdes para pasear… Por eso sólo te voy a mencionar algunos de los lugares imprescindibles y ya será cosa tuya decidir qué es lo que te apetece visitar.

El Monasterio de Leyre y la ciudad de Sangüesa son muy recomendables si te interesa el arte románico. No puedes perderte la cripta de Leyre ni la portada de la iglesia de Santa María la Real de Sangüesa. El castillo de Javier, típico castillo medieval perfectamente restaurado, cuna de San Francisco Javier, patrón de Navarra. Ujué, pueblo con encanto que mantiene una estructura típica medieval, destacando la iglesia fortaleza de Santa María de Uxue. Olite. ¿Quién no ha oído hablar del castillo de Olite? Impresionante, es lo que todo niño imagina. Además puedes aprovechar para visitar una bodega pues Olite es tierra de vinos. Artajona y su cerco, otro pueblo medieval con una muralla que cerca el pueblo. Estella, una de las ciudades más destacadas del Camino de Santiago, con un amplio patrimonio y mucha vida comercial. En el Camino de Santiago también es de destacar Puente la Reina, por su famoso puente medieval. Y finalizo el listado del que seguro me dejo muchos lugares de interés con el Monasterio cisterciense de Iranzu, que se encuentra en un bellísimo enclave natural.

 

Ruta 3: Por el norte de Navarra

El norte de Navarra es la tierra de los valles y las montañas, los bosques y los pueblos cuidados y llenos de flores. En el comienzo de la primavera los bosques todavía duermen, en especial aquellos que están en el Pirineo, como es el caso de la Selva de Irati, o en la Sierra de Aralar. Por eso yo te propongo visitar en marzo y abril los valles atlánticos que dan al cantábrico, que aunque son lluviosos, sus temperaturas son más suaves.

Una ruta para disfrutar de la naturaleza y de pueblos con encanto incluiría una parada en el bosque de Orgi, un robledal en el valle de Ultzama que tiene un recorrido acondicionado hasta para sillas de ruedas, el jardín histórico artístico del Señorío de Bertiz, con árboles centenarios de otros lugares del mundo y camelias en pleno lucimiento a principios de primavera, Elizondo, capital administrativa del valle de Baztan, que tan de moda se ha puesto a raíz del libro el Guardián invisible de Dolores Redondo, y algunos pueblos de la regata del Bidasoa, como Etxalar o Lesaka, que te sorprenderán por su encanto.

 

Como ves, con estas rutas puedes pasar tres días muy entretenido descubriendo Navarra de norte a sur. Una escapada que, sin duda, merecerá la pena.

Comentarios

Deja un comentario