Recorrer carreteras apartadas, sin prisas, donde cada metro que recorres es un regalo para la vista es un placer que se incrementa cuando encuentras un aparcamiento junto al asfalto desde el que contemplar una panorámica impresionante. Por suerte, en Navarra hay muchas carreteras con poco tráfico y hermosos paisajes que cumplen estos requisitos. Aquí te