Ruta medieval en Navarra: Castillo de Olite, Monasterio de la Oliva y Santuario de Ujué

Excursión turística de día completo para visitar tres pueblos que son magníficos ejemplos de lo que fue la vida medieval en el Reino de Navarra, una época marcada por sus tres estamentos: la monarquía y la nobleza, el clero y el campesinado. A lo largo del día visitaremos Olite, que fue sede real y destaca por su espectacular castillo o Palacio Real, el Monasterio de la Oliva, fundado por los monjes cistercienses, un lugar de recogimiento pero también de producción de vino, y Ujué, pueblo que conserva una estructura típicamente medieval, que fue bastión defensivo y santuario predilecto de los reyes de Navarra.

Monasterio de la Oliva

Comenzaremos la excursión visitando el Monasterio de la Oliva, en Carcastillo, construido por los monjes cistercienses entre los siglos XII y XIII, y que a pesar de las vicisitudes pasadas conserva la esencia de los fundadores en la sencillez y grandiosidad de la iglesia abacial, en la belleza del claustro y de la sala capitular, y en los jardines y viñedos de alrededor que recuerdan la máxima “ora et labora”. Además, el monasterio todavía conserva la vida monástica y es un lugar estupendo para comprar unas botellas del vino que, como sucedía en la edad media, sigue elaborando la comunidad religiosa.

Ujué

Es uno de los pueblos de la Asociación de los Pueblos más bonitos de España, desde el que se tienen vistas privilegiadas a los Pirineos y la ribera de Navarra. A través de empinadas calles de piedra llegaremos al Santuario de Santa María la Real de Uxue, edificio románico y gótico que por sus torres más parece fortaleza que iglesia. Con la visita guiada a este lugar tan singular descubriremos algo de la larga historia de este pueblo, entre otras cosas de la devoción por el Santuario del rey Carlos II, llamado por los franceses el Malo, que pidió que su corazón descansara junto a la Virgen de Ujué. Esta devoción continúa fuertemente arraigada en Navarra, pues son célebres las romerías a Ujué. También son famosas las almendras garrapiñadas y las migas de pastor.

Olite

La tercera visita de la excursión es la  pequeña ciudad de Olite, conocida por el Palacio Real de los Reyes de Navarra, Palacio Real de Olite o Castillo de Olite, de tantas formas se le llama. Este palacio gótico, declarado monumento nacional en 1925, fue construido en tiempos del rey navarro Carlos III el Noble porque quería tener un palacio tan fastuoso como los que había visto en las cortes francesas. Tras su destrucción en la Guerra de la Independencia, la restauración realizada en el siglo XX le ha devuelto su antiguo esplendor. Tras la visita guiada del palacio habrá tiempo para recorrer las rúas, ver las iglesias de San Pedro (S.XII) y Santa María (S. XIII) y las numerosas casonas palaciegas que exhiben sus escudos de armas y, degustar o comprar un vino, pues Olite es sede del Consejo Regulador Denominación de Origen Navarra y cuenta con varias bodegas de prestigio.

Excursión por la Ruta medieval en Navarra: Castillo de Olite, monasterio de la Oliva y santuario de Ujué

Salida desde Pamplona a las 9, regreso sobre las 18:45h.

Precio por persona: 70€, IVA incluido

Promoción: 10% de descuento si sois cuatro o más personas.

Salida disponible a partir de dos personas.

Grupo máximo: 7 personas.

Incluye:

  • Guía acompañante
  • Transporte desde el lugar de alojamiento (Pamplona y comarca)
  • Tickets al Palacio Real de Olite en visita guiada o visita por libre (indicar preferencia) y al Monasterio de la Oliva.
  • Seguro de Responsabilidad Civil

No incluye:

  • Comida