Foz de Lumbier y Arbayún en Navarra, una ruta por el paraíso de los buitres

Buitre en la foz de Lumbier

Una de las gratas sorpresas de la variada orografía de Navarra son las foces de Lumbier y Arbayún, dos gargantas que los ríos Irati y Salazar han excavado en la Sierra de Leyre.

Una ruta corta por el interior de la foz de Lumbier y la impresionante visión que se tiene de la foz de Arbayún desde el mirador te adentrarán en un entorno natural que resulta un auténtico paraíso para los buitres leonados y otras aves.

Tanto la Foz de Lumbier como la Foz de Arbayún son Reservas Naturales desde 1987. Entre ambas suman una extensión de 1204 hectáreas. La inaccesibilidad de las foces, el clima mediterráneo y su disposición geográfica da lugar a la formación de un ecosistema de gran biodiversidad. Los roquedos son lugares ideales para la nidificación de las aves, entre ellas el buitre leonado, el alimoche, el quebrantahuesos, el milano negro, el búho real, la chova piquiroja, el roquero solitario, etc. Y los ríos y las zonas húmedas están habitados por el visón europeo, la nutria, el desmán de los pirineos, el galápago europeo, etc.

La foz de Lumbier se encuentra junto a la población de Lumbier, a unos 38 kilómetros de Pamplona en dirección este. A la entrada del pueblo una señal indica la carretera que conduce a la foz. Llegarás a un parking en el que en temporada turística tienes que pagar una pequeña tasa, junto a una zona de merenderos. De ahí, siguiendo el trazado del tren del Irati (un antiguo tren eléctrico que conectaba Sangüesa con Pamplona) parte la ruta hacia el interior de la foz.

El sendero es cómodo, llano, adecuado para silletas y con la emoción de cruzar un par de túneles totalmente a oscuras (conviene llevar linterna pues uno de los túneles supera los 200 metros y se hace la total oscuridad en su interior). Sigue el curso del río Irati, con un par de zonas por las que puedes bajar al río, aunque no están señalizadas. A lo largo de este sendero tienes la oportunidad de ver a los buitres sobrevolando la foz o parados en las repisas y las plataformas.

La foz de Arbayún está a sólo 15km de la de foz de Lumbier. A la salida de Lumbier, por la carretera NA-178, se llega hasta el mirador. La vista es magnífica. Un profundo cañón de 6 kilómetros de longitud y paredes de más de 100 metros. En ella más de 240 parejas de buitres leonados anidan. Como curiosidad, en el suelo del mirador están dibujadas las siluetas de varias aves, entre ellas la de un buitre, la mejor forma de hacerte una idea de su gran tamaño. Este mirador es además un lugar espectacular en otoño, pues el colorido de la foz revela la variedad de plantas que hay en un entorno tan reducido.

Foz de Arbayún, Navarra
Foz de Arbayún en otoño, una visita imprescindible camino del valle de Roncal o de la Selva de Irati

Comentarios

Deja un comentario