Cuevas de Zugarramurdi y museo de las brujas: historia de España

Excursion Cuevas de Zugarramurdi

Un recorrido por los lugares de origen de uno de los capítulos negros de la historia de España: el de las brujas de Zugarramurdi y el juicio de la inquisición en Logroño.

La historia de España es tan extensa que no es difícil dar con un hecho de interés en cualquier rincón y pueblo de la península. En este caso ocurrió en Zugarramurdi, localidad perteneciente a Navarra, fronteriza con Francia. Un pueblo tan hermoso hoy en día, como terrorífico debió resultar en el siglo XVII, cuando se desató el pánico por la cazas de brujas. Tras múltiples acusaciones y detenciones, once personas fueron condenadas a la hoguera en el juicio que la Inquisición celebró en Logroño en 1610. En la wikipedia hay un buen resumen del juicio a las brujas de Zugarramurdi.

Las cuevas de Zugarramurdi están cerca del pueblo, son fácilmente accesibles, aunque los lugares para aparcar no son muchos y en la temporada alta los accesos en coche resultan complicados porque el pueblo no es capaz de absorber a tantos visitantes. A la entrada de la cueva está la taquilla. Junto con el ticket te entregan un pequeño plano con los recorridos que puedes hacer. Si tienes prisa puedes bajar directamente a la cueva.

Exterior de la cueva de Zugarramurdi
Exterior de la cueva de Zugarramurdi

Si quieres disfrutar del maravilloso entorno natural en el que se encuentra es mejor que hagas el recorrido más largo que te llevará al mirador, desde donde puedes contemplar una preciosa vista del pueblo, luego bajes por las escaleras hasta llegar al arroyo y ya en la zona baja llegas a una de las entradas de la cueva grande.

 

Lo primero que te sorprenderá de las cuevas de Zugarramurdi es que no hay formaciones geológicas de estalactitas y estalagmitas, ni son cuevas oscuras. En realidad es un gran túnel de 120 metros de largo con un par de galerías elevadas que el arroyo y las lluvias han formado en la roca caliza. En toda esta zona abundan las cuevas. Son muy conocidas y se pueden visitar también las cuevas de Urdax y las de Sara, ya en Francia.

La famosa cueva de las brujas en la que celebraban los aquelarres, del euskera akelarre (aker: macho cabrío, larre: prado), es una de las galerías superiores junto a la cual está el prado de berroskoberro, el lugar donde se congregaban las brujas. Leyenda o realidad, este es un buen sitio en el que celebrar una fiesta, especialmente en un lugar donde la lluvia está tan presente. Como curiosidad, la comida popular de las fiestas de Zugarramurdi se celebra en la cueva grande. Es el zikiro jatea, cuyo menú principal consiste en el cordero asado al estilo de la Pampa Argentina. Atención porque ese día la cueva cierra a los visitantes.

Cuevas de Zugarramurdi
Cuevas de Zugarramurdi

De camino a las cuevas pasas por delante del museo de las brujas. Es un edificio enorme, un antiguo hospital que se acondicionó como museo en 2007. El objetivo es que los visitantes de las cuevas no se queden con una idea superficial de la brujería o una que para nada tiene que ver con la realidad, como la que muestra la película de Alex de la Iglesia “Las brujas de Zugarramurdi”. En el museo se explica por medio de paneles todo el proceso de la brujería y los procesos que seguía la Inquisición. También se retrata la sociedad vasca del siglo XVII, sus creencias, mitos y leyendas. Es una forma de ponerse en la piel de los vecinos de este pueblo en aquellos años y comprender cómo estos hechos tan trágicos pudieron pasar. Si lo que esperas encontrar en el museo son brujas como las de los cuentos para entretener a los niños no entres. Aquí se hace referencia a gente que sufrió mucho y merecen un respeto.

 

 

Comentarios

Deja un comentario