12 libros recomendados en 2016 por el “librero imposible”

Los-niños-bomba

Esta es la consabida lista de lecturas recomendadas para aprovechar las últimas tardes de verano y para entrar en el otoño con buena literatura. No es una lista al uso basada en opiniones de críticos literarios ni editoriales que quieren promocionar sus obras. Como comenté en una entrada anterior, es el resultado de un juego, “el librero imposible”, jugado por un grupo de aficionados a la lectura, lectores críticos, con experiencia en cursos de escritura creativa. Su conocimiento previo del autor y/o su instinto es lo que ha conformado esta selección que, haciendo un símil con el cine, daría para llenar la programación de los cines Yamaguchi. Aclaración para los que no son de Pamplona, es una sala para cine independiente, de autor, europeo. No encontrarás superproducciones ni películas para adolescentes.

Tras los avisos pertinentes, la selección de libros para este año, siguiendo un estricto orden alfabético por autor, es la siguiente:

 

1. Oscuridad total, Renata Adler.

Escritora estadounidense que utiliza una narración fragmentaria y descompuesta, que puede resultar dificultosa para el lector de narrativa más convencional.

Sinopsis: Oscuridad total es una historia de amor, o, lo que es lo mismo, de desamor y ruptura, sobre la desorientación y el vacío que siguen a todo final, pero alejada de todos los clichés al uso, y con una concepción y una escritura que siguen sorprendiendo por su absoluta modernidad. ¿Cómo enfrentarse a un mundo caótico, a un presente mutable y voraz cuando se tiene el corazón roto? Aunque la protagonista, Kate Ennis, posee las armas de su afilada inteligencia, de su sensibilidad, de su humor y de su innegociable autonomía, todo son pecios en un vastísimo mar nocturno. No se explicitan demasiado los porqués. Sólo se insinúan los efectos, que reverberan, en las experiencias del día a día, en excursiones de pesadilla o vivencias surrealistas, para añadir un matiz de desasosiego e incertidumbre.

 

2. Las efímeras, Pilar Adón.

Escritora madrileña, nacida en 1971, que emplea una cuidada escritura lírica para retratar el lado oscuro del ser humano.

Sinopsis: Dora y Violeta Oliver, dos hermanas que mantienen una ambigua relación, viven aisladas en una casa situada a las afueras de una comunidad. Sus miembros se han ido reuniendo en el lugar en torno a una gran casa que semeja la forma de una colmena, en busca de un estilo de vida marcado por el retiro y la autosuficiencia, por la coherencia y la introspección. Hasta que un día, una de las hermanas Oliver comienza un acercamiento hacia el tímido Denis, un muchacho perseguido por un turbio pasado que se remonta varias generaciones atrás, y desaparece.

En ese espacio aislado, dominado por una naturaleza omnipresente que también establece sus propias normas, una mujer, Anita, es la encargada de conservar el equilibrio y la normalidad, al menos de modo aparente.

Así, entre insectos, tierra y una densa masa de vegetación, todo parece mantenerse bajo una pacífica cotidianidad. Un modo de vida idílico que se convertirá para algunos en una opresiva trampa.

Las efímeras es una novela sobre la dominación, la dependencia y el deseo de acaparar y controlar la vida de los seres cercanos. Todo ello sumergido en una naturaleza invasiva, asfixiante, de la que es muy difícil escapar.

 

3. Visión desde el fondo del mar, Rafael Argullol

Escritor barcelonés, autor de más de 30 libros de poesía, novela y ensayo. Se define con sus propias palabras “no me interesa lo filosófico si es puramente conceptual, ni lo literario si no tiene ideas. Donde siempre me he movido con más comodidad es en la escritura que combina la idea con la imagen, donde se utiliza tanto el telescopio como el microscopio. Lo universal sólo adquiere expresión en lo singular, y lo singular tiene que perseguir lo universal”

(http://elpais.com/diario/2010/09/18/babelia/1284768742_850215.html)

Para los que duden si hacer frente a esta novela de más de 1000 páginas, la editorial ha preparado una web desde la que se puede explorar esta novela desde sus múltiples perspectivas.

Sinopsis: Viaje de múltiples viajes, el presente libro es compendio y amalgama de muy diversas experiencias centradas en la vida de su autor. Convencido de la íntima verdad oída de labios de un pescador («Si te atrapa un remolino mientras nadas, no te resistas. Déjate engullir. Cuando llegues a su corazón, él te expulsará hacia arriba, y así te salvarás».), Rafael Argullol resuelve colocar su foco de observación en el fondo del mar, en lo más hondo del ser, a la búsqueda del fulgor de la existencia. Aventura del espíritu, esta visión, compuesta de fragmentos de un viaje inacabado, toma las múltiples formas de la escritura, en una compleja ramificación que es pregunta y también intuición de su respuesta. Escrito a mano, con la lentitud de quien busca la pulcritud en el impulso, se ofrece al lector desde la consciencia de la nebulosa que aspira a la armonía.

 

4. Helada sangre azul, Yuri Buida

Uno de los escritores rusos contemporáneos más importantes, cuya literatura se cataloga como post-soviética y en la que se puede encontrar elementos de “realismo mágico”.

Sinopsis: Tres de la mañana. Ida se levanta de la cama, se enfunda el pesado abrigo negro y, tras colocarse su estrambótico sombrero, sale corriendo a la calle. Avanza a trompicones bajo la lluvia con una sola idea fija en la cabeza y un único destino: la jefatura de policía de Chúdov. A ello dedica sus últimas fuerzas, no puede esperar, es demasiado urgente. Cae, como tantas veces antes, e igualmente se levanta. Ya queda poco, la plaza, el restaurante, la farmacia, correos…, ya está, ya llega. Sube al porche y golpea la puerta con insistencia, pero, mientras esta se abre, la mecha se agota y, respirando con dificultad, Ida, la vieja Ida, se desploma ante el mayor Parátov. Mueve la boca desesperada, intenta hablar, pero no dice nada. Tras ella queda una vida envuelta en misterio… ¿Quién es Ida Zmoiro?, ¿tal vez la gran actriz que enamoró a una generación de soldados y fue galardonada con el Premio Stalin?, ¿o la esposa de un aristócrata que huyó de la URSS?, ¿quizá la solitaria y distante mujer que regresó a aquel pueblucho llamado Chúdov para dar clases de interpretación a las niñas?, ¿sería acaso Ida la clave del rompecabezas que comenzó con la desaparición de una de sus alumnas, o solo la última víctima?

 

5. El colombre, Dino Buzzati

Novelista italiano ya fallecido cuyos relatos son de corte simbólico, alegórico y de fantasía, destacando la fuerza narrativa que emplea a lo largo del desarrollo de sus relatos.

Sinopsis: En El colombre hay monstruos marinos que persiguen a los hombres con propósitos inesperados, ángeles extravagantes que proponen a Dios la creación de la especie humana, extraños fenómenos que causan la muerte a los mayores líderes del mundo; hasta cuarenta y seis historias extraordinarias, llenas de seres imaginarios y reales, contemporáneos e intemporales, siempre enigmáticos, a las que asistimos con el encanto de quien escucha a un mágico narrador a la luz de fuego, y en las que descubrimos, sorprendidos, una profundidad auténticamente metafísica, una ferviente interrogación sobre el indescifrable destino de los hombres.

 

6. Los niños bomba, Bea Cantero

Periodista nacida en Valladolid, ejerce como bibliotecaria vocacional en Noain (Navarra). Esta es su primera novela premiada con el XII premio Café 1916. Con un estilo fresco, divertido e irónico, Bea Cantero tiene la habilidad de hacer creíbles situaciones que a primera vista parecen absurdas, pero que retratan el tipo de sociedad en la que vivimos.

Sinopsis: En el fondo es bastante sencillo: hay cuerpos, dolor, miedo, un televisor y una pera. Hay peras más densas que todos los cuerpos, todo el dolor y todo el miedo. Los niños bomba viven en el mundo bomba. El mundo bomba es muy divertido y lo estamos creando entre todos para ti con muchísima ilusión.

 

7. Fin de campo, Don DeLillo

Escritor norteamericano considerado una de las figuras centrales del posmodernismo literario. Con un estilo limpio y contenido sus obras retratan la psicología del individuo en la sociedad norteamericana.

Sinopsis: En el Logos College, al oeste de Texas, jóvenes enormes, enfundados en trajes con hombreras gigantes y cascos brillantes, juegan al fútbol americano con pasión intensa. En una temporada sorprendentemente victoriosa, el perplejo y distraído jugador Gary Harkness está obsesionado con la guerra nuclear. Asustado y fascinado a la vez, escucha cómo sus compañeros de equipo discuten las tácticas futbolísticas en los mismos términos en que los generales hablan del conflicto global. Pero mientras las terminologías del fútbol y la guerra nuclear se intercambian, la naturaleza polisémica de las palabras emerge, y DeLillo nos obliga a ver más allá de la realidad estéril de la sustitución. Esta inteligente novela es un estudio atemporal de la obsesión del ser humano con el conflicto y la confrontación.

 

8. Y eso fue lo que pasó, Natalia Ginzburg

Novelista, ensayista, dramaturga y política italiana ya fallecida cuyo nombre real era Natalia Levi. Narradora de profunda sencillez, de escritos íntimos y personales sobre la familia, los secretos, el paso del tiempo en las relaciones personales, las complejidades de lo cotidiano…

Sinopsis: «Durante generaciones y generaciones—observa Italo Calvino en el prólogo de esta edición—lo único que han hecho las mujeres de la tierra ha sido esperar y sufrir. Esperaban que alguien las amara, se casara con ellas, las convirtiera en madres, las traicionara. Y lo mismo sucedía con las protagonistas de Ginzburg». Publicada en 1947, Y eso fue lo que pasó, la segunda novela de Natalia Ginzburg, es la historia de un amor desesperado; una confesión, escrita con un lenguaje sencillo y conmovedor, de la desgarradora lucidez de una mujer sola que durante años ha soportado la infidelidad de su marido y cuyos sentimientos, pasiones y esperanzas la abocan a extraviarse inexorablemente.

 

9. Los ingrávidos, Valeria Luiselli

Joven ensayista y novelista mexicana que en su primera novela traza un relato fragmentario, que experimenta con la estructura narrativa y con el lenguaje.

Sinopsis: ¿Cuántas vidas y cuántas muertes son posibles en la existencia de una misma persona? Los ingrávidos es una novela sobre existencias fantasmales; una evocación, a la vez melancólica y llena de humor, sobre la imposibilidad del encuentro amoroso y el carácter irrevocable de la perdida. Se lee con la emoción trepidante que genera una escritura ágil, aguda, a ratos francamente iluminada, pero que no renuncia nunca al cuidadoso cuestionamiento y disección de los valores del mundo contemporáneo.
Dos voces componen esta novela. La narradora, una mujer del México contemporáneo, relata sus años de juventud como editora en Nueva York, en los que el fantasma del poeta Gilberto Owen la perseguía por el metro. El narrador, un Owen al borde de la muerte, recuerda su juventud durante el Renacimiento de Harlem a finales de los años veinte, donde participaba –a veces a regañadientes, otras con alegre socarronería– de la vida literaria neoyorquina, al lado de escritores como Louis Zukofsky o Federico García Lorca. Ambos narradores se buscan en el espacio insondable de los trenes subterráneos, donde viajaban en sus respectivos pasados.

 

10. El sistema, Ricardo Menéndez Salmón

Filósofo, columnista y escritor asturiano cuyas obras indagan sobre el mal y se caracterizan por ser novelas de ideas y simbólicas.

Sinopsis: En una época futura, nuestro planeta se ha convertido en un archipiélago en el que conviven dos fuerzas: los Propios, súbditos de las islas, y los Ajenos, desterrados tras disputas ideológicas y económicas. Dentro del Sistema existe una isla llamada Realidad, donde el Narrador vigila la probable aparición de los enemigos del orden. Pero a medida que éste se agrieta y el centinela pierde sus certezas, el Narrador se convierte en un hombre peligroso, en un pensador incómodo.

Combinando lo íntimo con lo político, la privacidad con la Historia, El Sistema se asoma a lo distópico, la alegoría, la investigación metafísica y la lectura apocalíptica. En sus páginas tienen cabida asuntos como la pregunta por la identidad, el miedo al Otro, la búsqueda de un relato que nos permita interpretar la complejidad del mundo, e incluso la posibilidad de un tiempo poshumano.

Esta novela supone un hito dentro de la obra de Ricardo Menéndez Salmón, un reto de una magnitud y ambición sólo comparables al impulso y belleza que emanan de su escritura. Un tour de force de «un enorme escritor» (Pozuelo Yvancos, ABC Cultural), «una novela de ideas, de enorme ambición intelectual y literaria, que abre nuevos caminos en la narrativa contemporánea.» (Jurado del Premio Biblioteca Breve 2016, J. M. Caballero Bonald, Pere Gimferrer, Manuel Longares, Elena Ramírez, Clara Usón).

 

11. Las constelaciones oscuras, Pola Oloixarac

Filósofa y escritora argentina de la nueva generación, con un estilo personal que combina la erudición, las referencias borgianas, una prosa poderosa y personajes singulares que dan como resultado obras que necesitan plena atención en su lectura.

Sinopsis: Antiguos exploradores y nerds del siglo XXI, biólogos y hackers, todos tienen un códice por escribir. Todos disfrutan de la sensación de control sobre otros seres humanos. Después de sacudir la escena literaria argentina con Las teorías salvajes, Pola Oloixarac reafirma con Las constelaciones oscuras que su literatura va mucho más allá de narrar una historia de forma bella y efectiva. Cada instante y cada detalle multiplican su significado con la observación de la autora más singular y talentosa de la narrativa argentina, traducida a varios idiomas y reconocida por la academia y la crítica como la voz más innovadora de los últimos tiempos.

 

12. Carpas para la Wehrmacht, Ota Pavel

Periodista deportivo y escritor checo ya fallecido. Su carrera periodística quedó truncada por padecer una enfermedad mental que originó el periodo más difícil en su vida, aunque también el más creativo. Prosa directa, sencilla, original y con mucho sentido del humor.

Sinopsis: Ota Pavel enloqueció en Innsbruck, en 1964, mientras cubría las Olimpiadas de invierno como cronista deportivo. La enfermedad truncó una carrera periodística en la que ya había comenzado a despuntar, pero la gente no se olvidó de él. Los lectores hacían cola en la calle para comprar su primer libro, una selección de reportajes sobre deportistas checos, y los médicos del psiquiátrico se ocuparon de que a Pavel le llegaran fotos del gentío que se agolpaba en las librerías. También le dieron un cuaderno y un bolígrafo, y así nació “Carpas para la Wehrmacht”, una preciosa colección de relatos autobiográficos con un protagonista indiscutible: Leo Popper, el padre de Ota. El soñador Leo, enamorado de la pesca y de la belleza femenina, supo vivir su vida como una fiesta en la Checoslovaquia de los años treinta. Plusmarquista mundial de la venta puerta a puerta, era capaz de vender atrapamoscas que no atrapaban moscas, o aspiradoras en aldeas sin electricidad. Más tarde, la invasión nazi de Checoslovaquia obligaría a Leo a usar todo su ingenio y audacia para garantizar la supervivencia y el buen ánimo de su familia. Algo tuvo que ver la guerra con la enfermedad de Pavel. Pero “Carpas para la Wehrmacht” no es el libro de un enfermo. Tampoco es triste, sino todo lo contrario. Como afirma Mariusz Szczygiel en el epílogo, «solo un prisionero de la depresión podía escribir el libro más antidepresivo del mundo». Un libro que, por su humor y originalidad, emparenta a Pavel con otros clásicos de la literatura checa como Jaroslav Hašek y Bohumil Hrabal.

Comentarios

Javier Odiseo
6 octubre, 2016
Qué interesante selección. Esto sí que acompaña desbrozando nuevos senderos a cualquier "viajero ilustrado".
Ione
6 octubre, 2016
A mi me tocó el Colombre y he disfrutado con la lectura de estos textos breves y plagados de ironía, humor, crítica al mundo de su época y que sigue siendo muy actual. Con una ligera "inocencia" Dino Buzzati te llega al corazón y te hace forjar una sonrisa.

Deja un comentario